jueves, 17 de febrero de 2011

La oferta universitaria crece un 40% y la demanda cae un 15% desde 1996 a 2008


Europa Press


La oferta de enseñanzas universitarias oficiales de grado en España ha aumentado un 43,4 por ciento desde 1996 hasta 2008, mientras que la demanda ha disminuido un 15,1 por ciento, según el último informe 'La universidad española en cifras 2010', elaborado por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), que concluye que hay que "intensificar el proceso de adecuación de la oferta a la demanda y reducir el número de titulaciones de pequeño tamaño".

"La oferta de títulos ha crecido como consecuencia de la diversificación de títulos y en ausencia de una planificación global en un momento de asentamiento y crecimiento de algunas universidades", ha explicado el director de la publicación, Juan Hernández, que ha explicado que los sistemas regionales presentan la misma dinámica de retroceso en la demanda de estudios y una expansión de la oferta de grados. 

"Esto debería corregirse en el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), que impulse la reordenación de la oferta académica y un uso más eficiente de los recursos", ha indicado, para añadir en el actual curso 2010-2011, la oferta se ha reducido 11 por ciento y la demanda de ingreso se ha incrementado en un 10 por ciento. 
Sobre este asunto también se ha referido el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que ha participado en la presentación del trabajo, junto a la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, y el presidente de la CRUE, Federico Gutiérrez Solana. Así, el ministro ha subrayado que si bien la creación de empleo "no es responsabilidad de las universidades", de ésta sí depende "una oferta de titulaciones que responda a la demanda de la sociedad, con garantías de empleabilidad".

"No hablamos de mercantilización, ni de utilitarismo, sino de la implicación social y de la responsabilidad social, que es dar respuesta y eficiencia lo que hemos de hacer", ha aseverado. "Bien sabemos que la universidad no está para hacer dóciles empleados, sino ciudadanos activos y libres, pero con oficio y empleo", ha apostillado. 

Otro de los aspectos más relevantes del trabajo se refiere al rendimiento académico de los alumnos españoles de universidades públicas consiguen el título a la edad prevista, que es del 79 por ciento, nueve puntos más que la media de los países de la OCDE y de la Unión Europea. En comparación con el curso 2007-2008, en 2008-2009 (al que se refiere el estudio) el rendimiento académico mejora 2,2 puntos porcentuales en el total de las enseñanzas, siendo las de la rama de la Salud la que presentan un rendimiento del 76,3 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada