miércoles, 16 de marzo de 2011

Punset dice que la sociedad necesita una reforma educativa que incluya el aprendizaje y la gestión de las emociones



MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Eduardo Punset ha asegurado que la sociedad de la comunicación actual necesita una reforma educativa que incluya el aprendizaje y la gestión de las emociones con materias que ayuden a los alumnos a mejorar su empatía hacia el resto de compañeros, a aumentar el altruismo y a saber reaccionar en diferentes situaciones, unos aspectos que, a su juicio, "bajaría los niveles de violencia que hoy en día existen en las aulas".

Así, para Punset el hecho de que la educación siga el mismo patrón "desde hace 100 años" demuestra que "está obsoleta". "Hace años el colegio estaba preparado para generar trabajo porque se vivía en una sociedad industrial, pero ahora la educación debería centrarse en que los jóvenes se inserten en la sociedad de la comunicación del futuro y eso se hace con una fusión entre arte y el resto de materias", ha explicado.

En este sentido, ha señalado que las competencias a impartir deberían ayudar a los alumnos a concentrar su atención; a trabajar en equipo de manera cooperativa y sin enfrentamientos; fomentar el altruismo desde las relaciones personales; ayudarles a ser resolutivos con los problemas; y la gestión de las emociones.

En este último punto, Punset ha explicado que se trataría de afrontar "emociones básicas y universales, tanto negativas como la ira y el enfado, como las positivas, como el altruismo o la empatía". "Estamos descubriendo que mucha gente no sabe que hay que tener un cierto grado de estrés, apasionamiento e involucración con el problema para poder afrontarlo de manera positiva", ha señalado el profesor.

Esta reforma educativa ocupa "gran parte" del nuevo libro de Punset 'Excusas para no pensar', en el que explica la capacidad del hombre de ser infeliz. Según el escritor, durante tres años ha buscado las razones para saber por qué el ser humano tiende a la infelicidad y entre esas razones se encuentra "su incapacidad para cambiar de opinión", una actitud que "es mucho más dolorosa en tiempos de crisis".

Así, ha apuntado que "el cerebro detesta cambiar de opinión porque se le obliga a rediseñar una estructura defensiva". Pero Punset también señala como razones de infelicidad que el ser humano no compagine entretenimiento y conocimiento y la "universalización" que ha bajado las prestaciones de las que puede gozar el ser humano en sanidad, educación y otros aspectos.

Como solución a esta infelicidad, el escritor catalán hace llegar al lector una de las dimensiones de la felicidad que es "aprovechar el camino hacia ella" porque, según ha señalado "hay quien no sabe que hay vida antes de la muerte" y no se da cuenta de "las pequeñas cosas que van pasando mientras se busca la felicidad. "La intuición es una fuente tan válida de conocimiento como el pensamiento consciente", ha concluido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada