Gaztegiro 18 19

Hace ya siete cursos que nació esta sección de nuestro blog, #GAZTEGIRO, en la que queremos destacar a aquellos estudiantes del Centro que sobresalen en otras áreas de la cultura, diferentes a la estrictamente académica.

Aquí os presentamos a los estudiantes que queremos que conozcáis este curso 2018/2019:

7 de enero de 2019

“Pura adrenalina en la nieve” 


Amaia Vadillo (ESO-1ºA)



Amaia Vadillo de 1ºA de la ESO, portugaluja de trece años,   lleva practicando snowboarding desde los seis. En la actualidad es campeona de La Rioja en la modalidad de slalom, en la que también ha conquistado medallas de plata y bronce en años anteriores.





Amaia iba a la nieve desde pequeñita con sus padres y con su hermano, y como muchos de sus amigos, empezó tirándose con un plástico, hasta que su madre les compró un trineo. Todo esto en las pistas de Valdezcaray donde pronto se apuntó a un cursillo de  esquí, aunque viendo a otros niños de su edad hacer snowboard, se cambió rápido de modalidad. Siempre al amparo de su hermano mayor que fue  campeón de España de la disciplina.

Entrena en el club “EDIV Snowboard” de Valdezcaray donde tiene un entrenador muy exigente, que le programa las tablas de entrenamiento semanales con las que está buscando mejorar su potencia física y su musculatura, uno de sus hándicaps actuales por su “cuerpo menudo”. Para ello entrena en casa  la parte física y con ayuda de su “snowboard adition”  también el equilibrio.



La tabla la coge los fines de semana cuando llega el invierno, aunque antes practica con el skate o incluso la tabla de surf, especialmente en verano, donde disfruta de lo lindo con sus compañeros del club Erauntsi de La Arena. Cuando entrena snow lo hace mínimo 4 horas al día aunque su entrenador, viendo el potencial que tiene, la está haciendo trabajar más horas y más duro; tiene muchas esperanzas puestas en ella. Además, dos días a la semana entrena kárate para fortalecer sus piernas. Este año Amaia tiene como objetivo hacer pódium en el campeonato de España y ser llamada por la selección.

En el último año ha cambiado el slalom por el boardercross, probablemente  la competición más divertida del snowboarding. Básicamente bajas por una pista estrecha y pasas diferentes obstáculos. No tienes que hacer trucos en los obstáculos, solo tienes que ser rápido. Hay giros muy bruscos, saltos grandes y tus oponentes tratarán de empujarte fuera de la pista.


Para Amaia lo mejor del snow es el subidón de adrenalina que la da la competición. Lleva muy mal eso de “lo importante es participar”, es tan competitiva que no se puede quitar de la cabeza el ganar. Es un deporte con su riesgo pero de momento a ella las lesiones y los accidentes la están respetando; eso sí, Amaia tiene claro la importancia de la protección y no le falta nada; casco y espaldera especialmente.

Sobre el blanco tiene muchos recuerdos, el mejor lo tiene de Andorra, donde las pistas son espectaculares y las instalaciones incomparables. Ha hecho snow en Baqueira, en La Molina,… y este año espera ir a Sierra Nevada. Reconoce que tiene su pequeña rivalidad con los “palilleros”, los que practican esquí, porque según ella se meten con los que practican snow, los “surferos” y eso a ella la molesta.



Sus padres la apoyan a tope porque ven la pasión con la que practica este deporte, pero la han dejado bien claro que los estudios son lo primero y por eso Amaia sale muy poco con los amigos para estudiar y hacer trabajos. De momento sabe que si quiere seguir en el snow tiene que sacrificar otras cosas.

En un futuro lo que le apasionaría es seguir en el mundo del snow como profesora pero también estudiar y ser veterinaria, porque los animales son su otra pasión.
Seguro que con su garra y su competitividad logra todos sus sueños.





5 de noviembre de 2018

“El vóley es mi válvula de escape” 


Itxaso Mendizabal (GA2-2º)



Itxaso Mendizabal tiene 18 años y vive en las Carreras. Estudia segundo en Gestión Administrativa y su pasión es el voleibol, deporte en al que lleva enganchada desde los 11 años. Ha jugado siempre en el equipo del instituto de Gallarta, con el que el curso pasado se proclamó campeona de Bizkaia en categoría escolar.




Ahora pertenece al club federado de Gallarta, con el que compite en la segunda división de la  liga vasca y donde se enfrenta a equipos del País Vasco, Navarra e incluso Cantabria. Ha comenzado ya la liga y disputada la quinta jornada llevan un parcial de 2 victorias y tres derrotas. El voleibol Gallarta comenzó con un solo equipo y ahora ya cuenta con cuatro y un número importante de fichas, con equipos de chicas y mixtos. Su corta pero exitosa trayectoria ya les ha hecho merecedoras de ser las txupineras de las fiestas de San Antonio del año pasado.




Itxaso empezó jugando al fútbol con 7 años pero problemas de lesiones en sus rodillas, en las que tuvo dos operaciones, la hicieron abandonarlo y probar en el mundo del voleibol. Empezó con jugadoras mayores que ella pero le enganchó de tal manera que ahí sigue. Itxaso nos comenta, que en Abanto las chicas si querían hacer deporte tenían que elegir fútbol, sincronizada o danzas, así que cuando surgió la oportunidad del voleibol algunas se decantaron por él. 

Itxaso compagina sus entrenos en el equipo senior con su tarea como entrenadora de un equipo de niñas de 10 y 11 años. Una tarea en la que recibe muchísimo cariño de las peques. Entrena 3 días a la semana  más dos con las niñas. Compagina lo mejor que puede el deporte con sus estudios y con el carné de conducir que actualmente está preparando. Pronto empezará las FCT (sus prácticas en empresa)  y ahí tendrá que ver cómo hacer para poder seguir con todo. 




Ha jugado también a vóley playa en partidos de la liga vasca así como en Salou y en un torneo internacional en Portugal, una experiencia muy enriquecedora para ella, con diferencias al tradicional pero lleno de ritmo. A Itxaso le parece muy divertido pero terriblemente duro. 

Itxaso nos recuerda  con cierta sonrisa su primera temporada, en la que perdieron todos los partidos, pero que les sirvió para hacerse más fuertes, cogerle el gusto a este deporte y conseguir, fruto del esfuerzo y de entrenar duro, estar ahora a un buen nivel. Ahora los rivales ya no les hacen de menos y han aprendido a respetar a todos, especialmente a los equipos más débiles; no olvidan sus inicios.




El vóley le ha servido para olvidarse de sus problemas, cuando peor está, el vóley le sirve de desahogo, de válvula de escape, y cuando está con sus niñas aún más, la dan cosas que ni ella entiende que salgan de sus peques.

En casa tienen sus dudas, los problemas de rodilla son la causa, pero con su pasión les está convenciendo para que vean el bien que la hace este deporte. A ella le encantaría seguir evolucionando y llegar lo más lejos posible. A pesar de no ser alta, su fuerte es el salto y el bloqueo, el vóley le ha hecho hasta quitar su complejo de “bajita”. Tiene un sueño, quizás una utopía, pero le encantaría ser olímpica, tiene mucho camino que recorrer pero ilusión y energía le sobran.






25 de septiembre de 2018

Titanes sobre las olas 


Pello García de Andoin (DFM3-2º) y Endika Morán (AF3-2º)



Los protagonistas de nuestro primer Gaztegiro del curso son Pello García de Andoin y Endika Morán. Ambos estudian segundo curso en diferentes Ciclos de Grado Superior. Pello estudia DFM3º, tiene 19 años, vive en Sestao y es patrón de la trainera de Kaiku, club en el que lleva desde los once años. Es verdinegro cien por cien. Endika tiene 20 años, estudia AF3  y aunque es de Castro vive desde hace años en Gallarta. En el 2011 empezó a remar en Zierbena y desde ese año no ha dejado nunca la trainera galipa.




Pello empezó en el atletismo pero con 11 años le invitaron a probar en Kaiku, le gusto y compaginó los dos deportes hasta llegar a la ESO en la que se decantó por el remo, en el que continúa junto con varios de sus amigos de toda la vida que todavía siguen en la trainera. Desde el primer momento le vieron maneras de patrón, su cuerpo más menudo le ayudó, y desde bien joven salía ya a patronear los diferentes botes del club.


Endika probó por primera vez el deporte del remo gracias a la invitación de una amiga, preparadora física del club en aquel momento, y le gustó. Para él, remar es una satisfacción total, es saber que con el esfuerzo y el trabajo se puede obtener un buen resultado, una recompensa, no solo para ti sino también para el equipo. Entrena seis días a la semana, seis días muy duros, especialmente en invierno.


Pello nos cuenta que el papel del patrón no es nada sencillo, en las regatas tiene mucha presión, sabe que al patrón se le mira con lupa y sus fallos, como está solo, no se pueden enmascarar y se magnifican. Es consciente de que él solo puede perder una regata y eso es duro. Eso le ha hecho mejorar muchísimo estos años, ser más observador y saber dar importancia a los detalles que parecen más pequeños. En el agua es la mano derecha del entrenador y que el suyo sea Korta no es nada fácil. Tiene que entender cada gesto que hace y transmitir a la trainera esas órdenes.



Uno de sus grandes retos es la gestión de la trainera, de los remeros. Él sabe que es muy joven y que el respeto de un grupo de remeros veteranos no se gana tan fácil. Sabe que no puede ser amigo de ellos en el agua (aunque los tiene hasta de su cuadrilla en la trainera), que tiene que impartir disciplina. Está aprendiendo mucho con la experiencia y también con los “maestros” que tiene; con Korta, su entrenador, no conoce a nadie que sepa más de remo que él. Sin embargo, una de las personas a las que más aprecia en este mundo  es a uno de los “históricos” de Kaiku, Norberto Torres, Txirri, patrón de la bizkaitarra durante más de treinta años y que siempre le ha dado buenos consejos, los mejores.



Endika tiene claro, al igual que Pello, que este deporte pide un punto de seriedad y compromiso muy superior a otros y exige mucho sacrificio. Compaginar este deporte con la vida de un joven de 20 años no es fácil pero para él merece la pena el esfuerzo que está haciendo. En casa tiene todo el apoyo, sus padres son sus más fieles seguidores. Ver a su hijo practicando deporte y anteponiéndolo a otras cosas es un orgullo para ellos.


El sacrificio que exige el remo es muy alto, no solo por el aspecto físico sino por  la importancia del trabajo en equipo lo que hace que el sentido de la responsabilidad sea muy alto. Pello destaca la dureza de la temporada. Al igual que Endika, Pello entrena seis días a la semana, entrenos largos y duros. Para él una de las claves es cuidar la alimentación para no salirse del peso, lo que le exige bastantes sacrificios. En casa le apoyan, aunque siempre le han dejado claro que los estudios son lo más importante.



En los dos últimos años la trainera de Zierbena ha dado un salto, pasando a ser en esta temporada una de las protagonistas del año junto a Urdaibai y Hondarribi. Probablemente Endika haya sido uno de los protagonistas de la temporada más histórica del club. A pesar de su juventud ha remado en 11 regatas de la liga San Miguel. Pocos pueden presumir de algo parecido. El mejor momento del año lo vivió en Ondarroa, cuando consiguió su primera bandera en el bote. Después de varias regatas segundos, en ésta llego para él su día, un momento  inolvidable.



Sin embargo para Kaiku el 2018 ha sido un año muy difícil. Las bajas han hecho que el objetivo de la temporada fuera mantenerse en la liga San Miguel y con mucho sufrimiento lo han conseguido. Si todo va bien, el próximo año buscarán volver a la lucha por las banderas. Pello quiere hacer sus pinitos bogando, para hacer su aprendizaje desde el otro lado de la trainera, quiere ponerse en la piel de sus remeros y ver qué les puede motivar más con el objetivo único de mejorar día a día como patrón.


Por su parte Endika no se marca otro objetivo para el próximo curso que seguir mejorando  tanto a nivel de equipo como a nivel personal. Ganar una bandera, el campeonato de España junto con el segundo puesto de la Concha ha sido algo espectacular, pero si se puede mejorar peleará por ello.  Está muy contento en Zierbena, cree que el club trabaja muy bien, desde la cantera hasta su primera trainera, con gente muy comprometida con este deporte y así da gusto.


A ambos les gustaría que el remo tuviese más repercusión en los medios para así poder tener más recursos, pero saben que es algo difícil. El apoyo de los patrocinadores es muy importante, solo con esa apuesta el futuro de los clubs se puede garantizar. Ellos seguirán en la brecha y aunque su esfuerzo y sacrificio no es excesivamente reconocido,   están muy  satisfechos. Con la ilusión con la que trabajan cada día, a buen seguro que el futuro les deparará grandes éxitos. 

Mucha suerte chicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario